“El Borolas” pide salir de Chonchocoro por temor al Covid-19

Miguel Ángel Zuasnabar Portillo, alias “El Borolas”, pidió cesación a la detención preventiva que cumple en el penal de Chonchocoro, con el argumento de padecer hipertensión, obesidad grado II, insomnio y depresión, lo que lo hace —según él— vulnerable al Covid-19. La audiencia virtual está programada para mañana a las 10:00, dentro del proceso que se le sigue por el homicidio de un joven en 2015.

La madre de la víctima, María del Carmen Ávila, pidió que no se dé libertad al acusado, debido al riesgo que representa el sujeto para ella, su familia y toda la sociedad. Hasta febrero de 2018, pese a los varios antecedentes, “El Borolas” seguía en libertad. Al final fue aprehendido por robar celulares a jóvenes a plena luz del día en la avenida Buenos Aíres; en esa ocasión destrozó una patrulla en el intento de darse a la fuga.

“Es que no puede ser que la justicia actúe de esa forma, los abogados del propio Ministerio de Gobierno le iniciaron una denuncia por lo peligroso que es este sujeto y ahora piensan darle libertad. El caso del asesinato de mi hijo sigue en juicio, tengo que luchar contra sus abogados, que me tratan como a una delincuente a la vista y paciencia del juez y los fiscales en cada audiencia. No puede ser, ha matado a mi hijo, hay todas las pruebas, pero con sus amenazas me quieren hacer retroceder”, manifestó Ávila, madre de Fabián Gastón Ávila, el joven de 25 años que falleció el 22 de agosto de 2015, con una puñalada en el pecho.

El juez del Tribunal de Sentencia Penal Sexto, Juan Adalid Mamani Quispecahuana, programó la audiencia luego de que en una primera instancia rechazó el pedido de Zuasnabar, por no considerarlo dentro del grupo de riesgo al coronavirus.

La primera negativa de Mamani al pedido de libertad del interno de Chonchocoro corresponde al 7 de mayo, pero días después, el 13, el mismo juez decidió admitir la petición de cesación, aunque sin explicar las razones de su cambio de opinión, según los documentos a los que tuvo acceso este Página Siete Digital.

Sin recursos económicos, la madre de la víctima tuvo que acudir a la asistencia legal de los abogados del Ministerio de Justicia y por ahora su caso lo atiende el jurista Julio Acarrafi, quien adelantó que se opondrán al pedido del acusado, por todos los riesgos latentes en el proceso. Señaló que un certificado médico con el que Suaznabar trata de validar una supuesta enfermedad grave debe ser emitido por especialistas.

“Diagnóstico: hipertensión arterial sistémica descompensada con medicación, obesidad grado II, síndrome depresivo y diabetes mellitus”, se lee en el parte del informe emitido por el médico de Chonchocoro, Carlos Sumi, fechado el 4 de marzo, sobre el cuadro de salud de “El Borolas”. El funcionario explica que los síntomas son resultado de una pérdida familiar de Zuasnabar, que además le provoca insomnio.

Además de los tres homicidios y varios robos que se le atribuyen, Miguel Ángel y su hermana, Yesica, están vinculados a la pandilla de Sopocachi Cartel Family, grupo que tendría rivalidad con los F. Ridhaz, al que pertenecía Fabían Álvila. Varios de los procesados en el caso continúan en libertad, y según las publicaciones que hacen en redes sociales, continúan en la organización de fiestas y viajes.

Fuente: Pagina Siete

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí