La Paz: cementerio general bajan de 80 a 15 los entierros por día

La situación crítica pasó en el Cementerio General de La Paz. El número de entierros diarios bajó de un promedio de 80 que se registraron por día en julio a 15 en los primeros días de este mes. Ahora, la administración del camposanto llamó a los familiares para que puedan retirar los restos de sus seres queridos con más de cinco años de antigüedad y así liberar 1.000 nichos de cuerpo mayor para alistar un plan de contención ante una posible segunda ola del virus.

“Tenemos 15 entierros al día”, informó Ariel Konitzer, administrador del Cementerio General de La Paz. En julio -en promedio- se registraron 80 entierros diarios y llegaron a 2.136 durante ese mes, aseguró el funcionario. En agosto, la cifra comenzó a bajar a 36 diarios con un total de 1.097. Y en los primeros días de septiembre bajó más. “Hoy (ayer hasta el mediodía) recibimos a una sola que falleció por Covid”, sostuvo el funcionario en una entrevista con Página Siete.

Según datos municipales, para este mes tienen previsto recibir alrededor de 1.000 cuerpos más. Por eso, la comuna pide a la ciudadanía tramitar la revalidación, traslado o cremación de sus fallecidos entre 2012 y 2015. Esto ocurre también porque la permanencia de los nichos venció.

Martín Fabbri director de Empresas, Entidades y Servicios Públicos, dijo que las cifras aún siguen altas si se hace una comparación con datos del año pasado que registraban alrededor de 400 entierros mensuales. “Aún tenemos un incremento del 200% (en las inhumaciones de agosto) en comparación a un mes normal”, explicó.

El Cementerio habilitó las líneas telefónicas 2455259 o 2650049 que funcionarán de lunes a viernes entre las 8:30 y 14:30. “Las personas –agregó Konitzer- deben llamar para coordinar cuándo será el retiro del cuerpo a fin de evitar aglomeraciones. Las consultas son por teléfono y la solicitud debe ser hecha por un pariente. Si son varios hermanos, todos deben presentar su carnet y dar autorización para realizar el traslado o la cremación. Es un trámite rutinario, pero ahora necesitamos liberar espacio y atender los 1.000 personas fallecidas que se tienen previsto en septiembre”, sostuvo.

Según Fabbri, los cuerpos que no sean objeto de ningún trámite serán trasladados al depósito de restos para su custodia por el lapso de cinco meses de acuerdo con el reglamento del Cementerio General. “Tenemos la planificación necesaria para seguir con los entierros y cremaciones. Por el momento tenemos el espacio necesario para seguir con el servicio normalmente”, dijo.

Para Konitzer, si se logra liberar 1.000 de los 2.600 nichos de cuerpo mayor que ya tienen más de cinco años, la comuna ya no necesitará instalar otro cementerio. “Si no logramos liberar espacio, necesitaremos otro camposanto. Si la pandemia vuelve a tener otro pico también (requeriremos otro espacio)”, explicó.

El funcionario sostuvo que para evitar un colapso en el camposanto -si persiste el aumento de entierros en la sede de Gobierno- la Alcaldía paceña buscará nuevos terrenos para emplazar un nuevo cementerio. Esta determinación fue asumida por la comuna ante la negativa de algunos vecinos que protestaron contra la instalación de un cementerio Covid en un sector del bosquecillo de Pura Pura.

La solución técnica -que planteó el gobierno municipal para instalar un cementerio en Pura Pura- es realizar un entierro diario de fallecidos a través de la excavación mecanizada de trincheras. Mediante este método se puedan alinear los ataúdes y luego se pueden tapar con ayuda de maquinaria. Este trabajo se realizará con el registro respectivo.

“El resultado final de una intervención de este tipo es una planicie con lápidas alineadas (al estilo de un cementerio jardín) con un memorial que permita las visitas de los dolientes en un futuro”, según el informe de la presidencia del Concejo que autorizó el emplazamiento del camposanto.

Pero, la Alcaldía analizó otras cinco posibilidades, como el patio de los PumaKatari de Mallasa, el exrelleno sanitario de Mallasa, el sector del deslizamiento de Cotahuma, inmediaciones al cementerio la Llamita y Bolognia. Pero de todos estos espacios, el predio del bosquecillo es el más apto.

El incremento de los entierros en julio

Luto En promedio, cada día de julio se inhumaron 80 cuerpos en el Cementerio General de La Paz, una cifra que es cinco veces más en comparación al registro del año pasado en el mismo periodo. Esta cantidad de decesos se reporta cuando La Paz es uno de los departamentos con el mayor número de personas contagiadas y fallecidas por la Covid-19 desde que se inició la pandemia.
Dolor Entre marzo y julio de este año, el Cementerio General recibió 3.887 muertos, 3.453 para inhumación y 434 para cremaciones. La cifra de entierros es demasiado alta en comparación con el reporte oficial del Servicio Departamental de Salud (Salud): La Paz registró 405 muertos por coronavirus en los últimos cinco meses (desde marzo y hasta el martes de 13 de agosto).

Fuente: Pagina Siete