“1.000 millones de dólares mal invertidos”, planta de urea cumple 7 meses sin operar y no hay señal de reanudación

La planta de urea y amoniaco, ubicada en Bulo Bulo, en el trópico cochabambino, debía reanudar ayer sus actividades, de acuerdo a los comprometido por el Gobierno, pero ello no ocurrió y el complejo cumple siete meses sin realizar actividades.

El director de Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Cochabamba, Mario Apaza, indicó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) no ha concluido los procesos de contratación de insumos para reanudar operaciones.

El funcionario considera que la cuarentena dictada para tratar de contener la pandemia del coronavirus y el intempestivo cambio de presidente en YPFB (Richard Botello por Herland Soliz) también han demorado este proceso.

“Supongo que hoy (por ayer) no va a arrancar. No tenemos un dato de cuánto costaría arrancar. Han lanzado un proceso de licitación. Como hubo tantas denuncias y cambio de presidente de YPFB, me imagino que se ha paralizado todo”, dijo Apaza.

La reanudación de operaciones de la planta de Bulo Bulo requiere de urea formaldehido, que es un aditivo que mantiene las condiciones granulares del producto.

La urea formaldehido es un producto que se importa de Perú, por lo que la cuarentena también demora su importación.

El expresidente de YPFB Herland Soliz anunció, antes de su relevo, que la planta retomaría operaciones el 15 de mayo con el 80 por ciento de su capacidad, aunque la fecha ya fue anunciada con anterioridad.

Según el reporte de la Audiencia de Rendición Pública de Cuentas Parcial 2019 de YPFB, la planta tenía una proyección de venta para este año de 695 mil toneladas de urea, de las cuales 639 mil debían exportarse a Argentina, Brasil, Perú, Paraguay y Uruguay.

En las proyecciones Brasil era el principal comprador con 515 mil toneladas, seguido de Argentina con 65 mil, Paraguay con 25 mil, Uruguay con 24 mil y Perú con 10 mil.

Las proyecciones de venta para 2019 eran de 469.292 toneladas, de las cuales 426.292 estaban destinadas al mercado externo. El principal comprador seguía siendo Brasil con 277.539 toneladas, le seguía Argentina con 103.725, Paraguay con 27.952, Uruguay con 13.008 y Perú con 4.068.

En tanto en 2018 se vendió 265.258 toneladas de urea, de las cuales 240.502 fueron a países del extranjero. Brasil compró 170.496, Argentina 56.311, Paraguay 11.496 y Uruguay 2.199.

En 2017 se vendieron 6.372 toneladas de urea sólo al mercado nacional.

El reporte señalaba que el 20 por ciento de la producción de urea era para abastecer el mercado interno y el 80 por ciento restante para la exportación.

La Gobernación solicitó a YPFB revelar qué pasó con los contratos de venta de urea a otros países. “Deseamos saber si se han anulado. Si es así, queremos conocer si debemos pagar multa. Eran contratos de compras millonarias”, dijo Apaza.

El funcionario considera que fue un error paralizar el funcionamiento de la planta debido a que su reanudación será complicada. Agregó que ha pedido varios informes a YPFB, pero ninguna de sus solicitudes ha sido atendida.

Fuente: Los Tiempos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí